miércoles, 15 de julio de 2009

Por fin llegó la Scenic III

“Ya está en casa” eso es lo que todos dijimos cuando llegamos al hogar después del nacimiento de nuestras criaturas en el hospital. Es algo parecido, salvando las distancias, lo de traer un coche a casa. Meses de espera y montones de catálogos, revistas y manuales leídos de forma compulsiva; y al final está ahí, en tu garaje, limpio, brillante, sin una mota de porquería, con ese inconfundible olor a plástico nuevo.
Siempre he pensado que el que invente ese ambientador para el coche se forra. Creo que cambiamos de coche, no porque ya no ande o se estropee mucho, o ya no cumpla su función de trasladarnos, no; lo hacemos porque ya no huele a plástico nuevo.
En fin, como hace ya tiempo que leí y releí todos sus manuales lo conozco como si lo hubiera parido. Son muchas las funciones que hay que aprender y muchos los gadgets que hay que conocer. Me sorprende el grado de sofisticación al que han llegado los automóviles y lo mal que lo pasaran las personas entradas en años intentando comprender las funciones de la radio, el Bluetooth, el GPS, los automatismos varios… renovarse o morir.
Como espero contaros muchas cosas sobre la vida de este jovencito, no vendrá mal una presentación formal; se llama Grand Scenic III Dynamique 5 plazas con un propulsor a gasóleo de 1.5 dCi que rinde 105CV. Además del equipamiento de serie le añadí un navegador Carminat Tomtom, unos cristales traseros sobre-tintados, un Pack Confort compuesto de llave manos libres, retrovisores plegables y ayuda de aparcamiento trasero, un Pack Sport compuesto por unas llantas de aleación de 17” y un techo panorámico eléctrico, un medidor de presión de los neumáticos, un Pack Xenon que, además de lo evidente, cuenta con luces direccionales y lavafaros. Según el comercial, es de color Beige Pimienta.



Cuando vas a recogerlo al concesionario, el primer desencanto te lo llevas cuando el comercial no tiene ni idea y el del taller menos… se podían leer el manual en esos ratos de ocio en los que nadie les visita debido a esta crisis que nos atenaza. Pero no, a preguntas como ¿lleva luces diurnas? te contestan con “las luces son totalmente automáticas, no tienes que preocuparte por nada”; y si preguntas ¿cada cuanto debo hacer el mantenimiento? el del taller te dice cada 15.000km y el comercial cada 30.000km “que estos coches están preparados para eso y para más”. Lo más desesperanzador viene cuando se sorprende por los 446.909km hechos a tu anterior vehículo; parece que ningún Renault llega a esa proeza; pero podía haber disimulado su cara de estupefacción.
En todo caso aquí estamos para desmentir o corroborar la máxima esa que dice que un casi premium Volkswagen siempre estará mejor hecho que un generalista Renault, y a través de este blog lo iré relatando.
Bueno, hechas las presentaciones, deciros que aún es pronto para contaros nada sobre las impresiones de conducción ya que sortear los 30 km que unen el concesionario con mi garaje en tal estado de excitación no da para un análisis profundo y mucho menos imparcial. La próxima semana haré un viaje de 1200 km y ahí si espero contar muchas cosas.
Lo único que os puedo decir, por ahora, es que es muy cómodo, que el sonido/ruido interior es muy bajo, que da sensación en carretera de “pesado” y sobre todo; que huele a plástico nuevo!!!

2 comentarios:

  1. Lo primero: ¡Felicidades por tu nuevo Scenic!

    Lo segundo: ¡Caramba, parece como si lo que he leído lo hubiera escrito yo!

    Me identifico totalmente con tu relato de cómo llegó el coche a casa y de cómo responde el motor. Yo acabo de estrenar un Scenic III, también con un motor 1.5, 105 cv (también beige ceniza, por cierto) y creo que la definición de respuesta y de comportamiento del coche en carretera es totalmente fiel con la realidad.

    Lo dicho, un saludo, felicidades y... a disfrutarlo (aunque después de haber visto tu video "recaudatorio" habrá que tener mucho, mucho cuidado con el acelerador).

    Gerottos.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades y a disfrutarla, como espero hacer yo también. Hace tres semanas que tengo la mía (o el mío, es masculino o femenino: la Scenic o el Scenic, csn monovolúmnenes, no furgonetas y nadie dice la Altea,...no sé da para abrir un post).
    Cada día me gusta más y va más fina de motor (o se está haciendo a mi forma de conducir o yo al coche). Ya contarás qué tal el viaje de 1200Km (queremos datos, consumos, puntas de velocidad,...!!!!!)

    ResponderEliminar